Diplomado Integral de Pilates

La disciplina del Pilates se ha enfocado durante muchos años en una instrucción proveniente de las antiguas escuelas internacionales, las que han mantenido la formalidad y rigurosidad del método basado en el legado de Joseph Pilates. Junto con ello, ha habido algunas escuelas que evolucionaron en sus enfoques, considerando la enseñanza de la disciplina desde el área kinésica, perfeccionando movimientos del cuerpo que son fundamentales, menos riesgosos y más efectivos a la hora de la práctica. En este sentido, entonces, es importante considerar el Pilates como una disciplina que se hace cada día más beneficiosa para la salud física, lo que ha conducido a muchos instructores a perfeccionar sus prácticas, de modo de desempeñarse perfectamente en esta práctica.

Nuestro diplomado Diplomado Integral de Pilates para la Salud irá mas allá, buscaremos lo mismo y más.

Dirigido a: Futuros instructores del método Pilates y la actualización de profesores ya certificados por distintas escuelas.

Durante muchos años, hemos visto que las distintas escuelas de Pilates forman instructores para impartir clases a cualquier sujeto, entregando solo materiales prácticos y de conocimiento, sin entender el concepto real de lo aprendido, que dice relación con el saber enseñar a un alumno a ser profesor o instructor de este método, obteniendo aprendizajes reales en sus alumnos. Esto es, que sean capaces de aprender, creer y mejorar en sus prácticas. Entendiendo que enseñar no es solo decir cómo hacer un ejercicio correctamente o repetir lo instruido, sino más bien, es enseñar a aprender: entregar, instruir, nutrir y crear por medio del movimiento, para que cada alumno que pase por la sala de ese próximo instructor sepa que el ejercicio es vida y el método Pilates es uno de los caminos para lograr una salud integral.

No buscamos profesores que reciten una clase ni instructores que pueden verse hermosos en una foto al realizar un movimiento, sino que formaremos profesores e instructores del método Pilates que puedan enseñar este método a un variado grupo de alumnos: distintos grupos etarios, condición clínica, patología musculo esquelética, problemas metabólicos, etc., demostrando que no existen los niveles en Pilates, pues el conocimiento es para todos y en todo momento. El foco, entonces, apunta a lo prescindible que puede ser un curso de una máquina cualquiera, mientras entiendas la base del concepto y también lo apliques, donde el recurso del enseñar es la piedra angular para que un alumno pueda avanzar.

¿Nunca has pensado en por qué hay tantos niveles de Pilates: básico, nivel I, II, III y IV, al igual que distintas máquinas y accesorios, generando económicamente una pirámide ascendente de valor en cada proceso?, ¿Tendrá sentido identificar a un alumno como “básico” porque no pueda realizar algún ejercicio de evaluación por poseer una lesión, pero al día siguiente puede utilizar su cuerpo en un deporte de alto rendimiento?, o a su vez, ¿tener a una alumna con dominio del método Pilates de alto nivel pero con una condición física y metabólica compleja?. Esto ocurre porque los niveles no tienen relación con la educación, sino con el poder adquisitivo y económico que posea un futuro profesor-instructor para buscar siempre más. Lo anterior no corresponde a una crítica a nivel de marketing empresarial, sino que a una reflexión en torno a la limitante económica en el acceso al conocimiento de un profesor, cuya formación se ve restringida por una cuestión de dinero, convirtiéndose en un proceso sin fin.

Los invitamos a replantear los antiguos paradigmas y buscar ser parte de un nuevo futuro, a cuestionarse todo y aprender de todo; tenemos la capacidad de hacer grandes cosas, con la premisa de que nadie está por encima de otro; esa es justamente la base de nuestro Diplomado. Queremos entregar todas las herramientas posibles y necesarias para enfrentar la clase del método Pilates que sea, de la mejor manera posible y con todos los conocimientos que puedas tener a mano, como una base natural y mínima que cualquier profesor debe tener, sumado a la capacidad de entender a tu alumno y hacerlo crecer.

Keim Velásquez.
Profesor